AVISO IMPORTANTE:

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros a fin de mejorar el servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar los parámetros y obtener más información aquí.

Cómo preparar el té

"Preparar correctamente el té, implica controlar tres aspectos básicos:
Té, agua y fuego"

El cultivo, recolección y procesado del té es algo que tiene gran importancia en el resultado final, así que nos aseguraremos de obtenerlo de un proveedor de confianza que sea capaz de indicarnos el origen, la fecha de la cosecha y que nos garantize un almacenamiento adecuado.
La cantidad de hoja por volumen de agua también es importante. Cada tipo de té tiene unas recomendaciones, que pueden ajustarse un poco a nuestro gusto personal o en función del método que usemos para la infusión: Estilo occidental o estilo Gong fu (más adelante hablaremos sobre esto). Hay quien la pesa con precisión para lograr una infusión perfecta y consistente en todas las ocasiones y quien utiliza una cuchara o directamente la vierte a mano.

Agua

Disponer de un té de buena calidad sirve de poco si el usamos agua clorada del grifo o de baja calidad. La norma general es: si no te bebes el agua del grifo, tampoco la uses para preparar el té. Después de todo una infusión es más del 95% agua.
Tampoco es aconsejable usar agua destilada o de muy baja mineralización, porque esto da lugar a infusiones muy planas debido a que no hay interacción entre las moléculas del té y los minerales del agua. Un agua mineral embotellada o filtrada mediante osmosis siempre es preferible.

Un agua de calidad es fundamental en la preparación del té

Fuego

La hoja de té tiene centenares de moléculas responsables de su sabor. Usar la temperatura correcta y el tiempo de infusión adecuado, extraerá lo mejor de cada té, y evitará en gran medida los sabores amargos y astringentes.

Como norma general, los tés más delicados (verdes) se infusionan con temperaturas más bajas, 80º C y menos, los blancos y amarillos a 85ºC, el té negro a 90-95ºC

La temperatura correcta es esencial para preparar el té.

Formas de preparar el té

Existen diferentes métodos para preparar el té, que pueden dar lugar a resultados muy diferentes.

El más conocido es quizás la preparación del té estilo occidental, pero cuando empiezas a probar distintos tés y a tratar de obtener la mejor infusión posible, se vuelve casi imprescindible aprender la preparación del té estilo Gongfu.